[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Encuesta

¿Cuál es su actividad principal en Semana Santa?

Recomendado

recomendado

18/04/2019 - 14:38
Con la iniciativa Aventura Quibdó 2019 se busca beneficiar a cientos de familias que hacen parte de los 85 mil desplazados que viven en él territorio.
Imagen: bogota.gov.co
18/04/2019 - 08:30
Semana Santa es una fecha que trae consigo varias tradiciones, una de ellas es la visita de siete iglesias.
Foto: Alcaldía de Bogotá
17/04/2019 - 08:46
No se acerque con elementos metálicos a la red que puedan conducir energía y generar arcos eléctricos.

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

12/04/2019 - 20:09
La bella influenciadora es una hermosa jovencita de solo 22 años que tiene enamorados a sus más de 240 mil seguidores con su belleza.

Videos Virales

Videos Virales

19/04/2019 - 17:09
La candente escena causó todo tipo de comentarios en la red, en un encuentro en el que este tipo de actos parecen más comunes de lo que se cree.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:42
La joven apareció colgando de un aire acondicionado, al lado de una ventana, mientras los equipos de rescate intentaban ayudarla.
Captura de pantalla
17/04/2019 - 15:26
La víctima estaba en la calle cuando sus órganos acabaron en las manos del sujeto.

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

cortesia familiares
Miércoles, Marzo 13, 2019 - 15:44

El pasado cinco de marzo la dicha de Jimmy Balante y Marisol Robles se veía reflejada en el nacimiento de su primogénito al que le pusieron por nombre Alejandro, este pequeño que fue esperado durante nueve meses con mucho amor y dedicación se vio opacada por la tragedia cuatro días después, cuando recibieron la llamada de una pediatra que les informaba que su pequeño había fallecido.

La despedida

 “Mi hijo se encontraba en la incubadora, mi esposa y yo ese día lo visitamos y  aparentemente él estaba normal, ella lo alzó, lo amamantó, le sacó los gases y lo dejó acostadito, nos despedimos y salimos del Hospital Regional” manifestó Jimmy Balante, padre del menor.

Lo que no se imaginaban estos padres primerizos, era que sería la última vez que lo verían con vida, pues una hora después una llamada los alertó diciéndoles que su bebe se encontraba con algunas complicaciones, que deberían acercarse para autorizar ciertos exámenes.

La tragedia

“Cuando llegamos al Hospital, la noticia fue bastante desalentadora, la verdad de los hechos era que mi bebe estaba muerto, de ahí en adelante el proceso ha sido bastante cruel, porque los médicos no nos dan un parte certero de cuál fue la causa que llevó a que Alejandro se nos fuera”, afirmó el padre del menor.

El Motivo

Según el parte médico el niño fue reanimado en varias oportunidades, pero debido a que había bronco aspirado no hubo nada que hacer, “al niño se le vino la lechecita y cómo nadie estaba al pendiente de él, murió, sencillamente en el término coloquial el niño se les ahogo y ya”, aduce su padre.

El menor no fue llevado al nacer a su casa, debido a que los galenos les informaron que era necesario hospitalizarlo de siete a diez días, mientras se le realizaban algunos exámenes con tratamiento de antibióticos, debido a una infección que presentaba su progenitora, por lo cual el pequeño permaneciera monitoreado.

La investigación

El padre de Alejandro emprendió una lucha contra la atención que recibió su hijo, para demostrar que fue negligencia médica por parte del personal a cargo del centro asistencial, así mismo manifestó que su esposa siempre estuvo pendiente del cuidado desde las 7:00 a.m. a 7:00 p.m. en donde pudo observar que el niño siempre mostró buenas condiciones de salud.

El pasado cinco de marzo la dicha de Jimmy Balante y Marisol Robles se veía reflejada en el nacimiento de su primogénito al que le pusieron por nombre Alejandro, este pequeño que fue esperado durante nueve meses con mucho amor y dedicación se vio opacada por la tragedia cuatro días después, cuando recibieron la llamada de una pediatra que les informaba que su pequeño había fallecido.

La despedida

 “Mi hijo se encontraba en la incubadora, mi esposa y yo ese día lo visitamos y  aparentemente él estaba normal, ella lo alzó, lo amamantó, le sacó los gases y lo dejó acostadito, nos despedimos y salimos del Hospital Regional” manifestó Jimmy Balante, padre del menor.

Lo que no se imaginaban estos padres primerizos, era que sería la última vez que lo verían con vida, pues una hora después una llamada los alertó diciéndoles que su bebe se encontraba con algunas complicaciones, que deberían acercarse para autorizar ciertos exámenes.

La tragedia

“Cuando llegamos al Hospital, la noticia fue bastante desalentadora, la verdad de los hechos era que mi bebe estaba muerto, de ahí en adelante el proceso ha sido bastante cruel, porque los médicos no nos dan un parte certero de cuál fue la causa que llevó a que Alejandro se nos fuera”, afirmó el padre del menor.

El Motivo

Según el parte médico el niño fue reanimado en varias oportunidades, pero debido a que había bronco aspirado no hubo nada que hacer, “al niño se le vino la lechecita y cómo nadie estaba al pendiente de él, murió, sencillamente en el término coloquial el niño se les ahogo y ya”, aduce su padre.

El menor no fue llevado al nacer a su casa, debido a que los galenos les informaron que era necesario hospitalizarlo de siete a diez días, mientras se le realizaban algunos exámenes con tratamiento de antibióticos, debido a una infección que presentaba su progenitora, por lo cual el pequeño permaneciera monitoreado.

La investigación

El padre de Alejandro emprendió una lucha contra la atención que recibió su hijo, para demostrar que fue negligencia médica por parte del personal a cargo del centro asistencial, así mismo manifestó que su esposa siempre estuvo pendiente del cuidado desde las 7:00 a.m. a 7:00 p.m. en donde pudo observar que el niño siempre mostró buenas condiciones de salud.

El pasado cinco de marzo la dicha de Jimmy Balante y Marisol Robles se veía reflejada en el nacimiento de su primogénito al que le pusieron por nombre Alejandro, este pequeño que fue esperado durante nueve meses con mucho amor y dedicación se vio opacada por la tragedia cuatro días después, cuando recibieron la llamada de una pediatra que les informaba que su pequeño había fallecido.

La despedida

 “Mi hijo se encontraba en la incubadora, mi esposa y yo ese día lo visitamos y  aparentemente él estaba normal, ella lo alzó, lo amamantó, le sacó los gases y lo dejó acostadito, nos despedimos y salimos del Hospital Regional” manifestó Jimmy Balante, padre del menor.

Lo que no se imaginaban estos padres primerizos, era que sería la última vez que lo verían con vida, pues una hora después una llamada los alertó diciéndoles que su bebe se encontraba con algunas complicaciones, que deberían acercarse para autorizar ciertos exámenes.

La tragedia

“Cuando llegamos al Hospital, la noticia fue bastante desalentadora, la verdad de los hechos era que mi bebe estaba muerto, de ahí en adelante el proceso ha sido bastante cruel, porque los médicos no nos dan un parte certero de cuál fue la causa que llevó a que Alejandro se nos fuera”, afirmó el padre del menor.

El Motivo

Según el parte médico el niño fue reanimado en varias oportunidades, pero debido a que había bronco aspirado no hubo nada que hacer, “al niño se le vino la lechecita y cómo nadie estaba al pendiente de él, murió, sencillamente en el término coloquial el niño se les ahogo y ya”, aduce su padre.

El menor no fue llevado al nacer a su casa, debido a que los galenos les informaron que era necesario hospitalizarlo de siete a diez días, mientras se le realizaban algunos exámenes con tratamiento de antibióticos, debido a una infección que presentaba su progenitora, por lo cual el pequeño permaneciera monitoreado.

La investigación

El padre de Alejandro emprendió una lucha contra la atención que recibió su hijo, para demostrar que fue negligencia médica por parte del personal a cargo del centro asistencial, así mismo manifestó que su esposa siempre estuvo pendiente del cuidado desde las 7:00 a.m. a 7:00 p.m. en donde pudo observar que el niño siempre mostró buenas condiciones de salud.

El pasado cinco de marzo la dicha de Jimmy Balante y Marisol Robles se veía reflejada en el nacimiento de su primogénito al que le pusieron por nombre Alejandro, este pequeño que fue esperado durante nueve meses con mucho amor y dedicación se vio opacada por la tragedia cuatro días después, cuando recibieron la llamada de una pediatra que les informaba que su pequeño había fallecido.

La despedida

 “Mi hijo se encontraba en la incubadora, mi esposa y yo ese día lo visitamos y  aparentemente él estaba normal, ella lo alzó, lo amamantó, le sacó los gases y lo dejó acostadito, nos despedimos y salimos del Hospital Regional” manifestó Jimmy Balante, padre del menor.

Lo que no se imaginaban estos padres primerizos, era que sería la última vez que lo verían con vida, pues una hora después una llamada los alertó diciéndoles que su bebe se encontraba con algunas complicaciones, que deberían acercarse para autorizar ciertos exámenes.

La tragedia

“Cuando llegamos al Hospital, la noticia fue bastante desalentadora, la verdad de los hechos era que mi bebe estaba muerto, de ahí en adelante el proceso ha sido bastante cruel, porque los médicos no nos dan un parte certero de cuál fue la causa que llevó a que Alejandro se nos fuera”, afirmó el padre del menor.

El Motivo

Según el parte médico el niño fue reanimado en varias oportunidades, pero debido a que había bronco aspirado no hubo nada que hacer, “al niño se le vino la lechecita y cómo nadie estaba al pendiente de él, murió, sencillamente en el término coloquial el niño se les ahogo y ya”, aduce su padre.

El menor no fue llevado al nacer a su casa, debido a que los galenos les informaron que era necesario hospitalizarlo de siete a diez días, mientras se le realizaban algunos exámenes con tratamiento de antibióticos, debido a una infección que presentaba su progenitora, por lo cual el pequeño permaneciera monitoreado.

La investigación

El padre de Alejandro emprendió una lucha contra la atención que recibió su hijo, para demostrar que fue negligencia médica por parte del personal a cargo del centro asistencial, así mismo manifestó que su esposa siempre estuvo pendiente del cuidado desde las 7:00 a.m. a 7:00 p.m. en donde pudo observar que el niño siempre mostró buenas condiciones de salud.

El pasado cinco de marzo la dicha de Jimmy Balante y Marisol Robles se veía reflejada en el nacimiento de su primogénito al que le pusieron por nombre Alejandro, este pequeño que fue esperado durante nueve meses con mucho amor y dedicación se vio opacada por la tragedia cuatro días después, cuando recibieron la llamada de una pediatra que les informaba que su pequeño había fallecido.

La despedida

 “Mi hijo se encontraba en la incubadora, mi esposa y yo ese día lo visitamos y  aparentemente él estaba normal, ella lo alzó, lo amamantó, le sacó los gases y lo dejó acostadito, nos despedimos y salimos del Hospital Regional” manifestó Jimmy Balante, padre del menor.

Lo que no se imaginaban estos padres primerizos, era que sería la última vez que lo verían con vida, pues una hora después una llamada los alertó diciéndoles que su bebe se encontraba con algunas complicaciones, que deberían acercarse para autorizar ciertos exámenes.

La tragedia

“Cuando llegamos al Hospital, la noticia fue bastante desalentadora, la verdad de los hechos era que mi bebe estaba muerto, de ahí en adelante el proceso ha sido bastante cruel, porque los médicos no nos dan un parte certero de cuál fue la causa que llevó a que Alejandro se nos fuera”, afirmó el padre del menor.

El Motivo

Según el parte médico el niño fue reanimado en varias oportunidades, pero debido a que había bronco aspirado no hubo nada que hacer, “al niño se le vino la lechecita y cómo nadie estaba al pendiente de él, murió, sencillamente en el término coloquial el niño se les ahogo y ya”, aduce su padre.

El menor no fue llevado al nacer a su casa, debido a que los galenos les informaron que era necesario hospitalizarlo de siete a diez días, mientras se le realizaban algunos exámenes con tratamiento de antibióticos, debido a una infección que presentaba su progenitora, por lo cual el pequeño permaneciera monitoreado.

La investigación

El padre de Alejandro emprendió una lucha contra la atención que recibió su hijo, para demostrar que fue negligencia médica por parte del personal a cargo del centro asistencial, así mismo manifestó que su esposa siempre estuvo pendiente del cuidado desde las 7:00 a.m. a 7:00 p.m. en donde pudo observar que el niño siempre mostró buenas condiciones de salud.

 

Redacción: Xiomara Mendoza

- Software por Activisual -